viernes, 14 de diciembre de 2012

Nocturnidad callejera



Vengo desde la oscuridad buscando torpemente algo de luz. Es luz artificial, una luz que me permite distinguir de a poco los contornos. El reflejo de las farolas es tan cálido! Pero todo parece estar siempre un poco más allá. 
Mientras me acerco, un tanto vacilante, yo, sombra que solamente puede perdurar entre las sombras, me pregunto quienes están ahora tras las paredes con las puertas cerradas... adonde van los que viajan por estos lugares que un día me fueron familiares. Mientras, me fundo de a poquito con el brillo escaso y quedo aletargada en él, esperando que el sol llegue finalmente y me libere de un zarpazo.

No hay comentarios: