martes, 26 de febrero de 2013

viernes, 1 de febrero de 2013

Filosofía barata


Pensando, (uy, logré volver a pensar aunque sea un poquito!) "Ama a tu prójimo como a ti mismo" es una de las máximas del cristianismo, y de muchas religiones y tendencias filosóficas. Ahora que se insiste tanto en la felicidad individual, en desprenderse de aquello que hiere o molesta... cómo encajaría? Para mí sería suficiente como para cuestionar las bases de los fundamentos religiosos, porque no parecen ser aplicados pos sus seguidores salvo honrosas excepciones.

Siento que amarse es importante, que amar a todos los prójimos como a sí mismo es prácticamente imposible, pero que habría que trabajar mucho más en ello para simplemente "amarlo", sin establecer una medida.
Voy a tratar de entender mejor conceptos tales como "empatía", "narcisismo" "resiliencia" "objetividad"" e "imparcialidad" Creo que nos dejamos llevar demasiado por las costumbres masivas, y por la opinión de los demás, ya que hay valiosas ... y de las otras. Sería monumental liberarnos de preconceptos y empezar de nuevo.
Difícil, pero hay que tener ideales o la existencia tiene un sentido muy mezquino.
Declaro que quiero ser feliz. Pero que también los demás puedan serlo.